• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • Lucchetti y Sánchez fueron las figuras de la histórica clasificación de Atlético a la final de la Copa Argentina.

Atlético Tucumán se clasificó a la final de la Copa Argentina luego de derrotar por penales a Rosario Central. Vamos de nuevo, pero ahora más despacio: Atlético Tucumán, nuestro Atlético, el de 25 de mayo y Chile, va a jugar la gran final del certamen más federal del país, la Copa Argentina. 

A la semifinal jugada en Formosa le sobraron nervios y tensión, y le faltó fútbol. Se disputó a dientes apretados, con muy poco juego y escasas oportunidades de gol.

Sin embargo, la más clara del tiempo reglamentario la tuvo el Canalla, gracias a un tiro penal sancionado por el árbitro Federico Beligoy, ante la protesta de todos los Decanos. En el arco estaba el Rey Cristian, y el tiro de Washington Camacho se amortiguó en sus brazos, con un costo bastante alto. Después de esa jugada, Laucha pidió el cambio al resentirse de su lesión en el hombro. 

Entró el Oso Sánchez, y demostró toda su magia. Primero para controlar un tiro con la mente y hacer que se estampe en el ángulo, y después, para convertirse en la figura de los penales al atajar dos remates, incluyendo el último, que le dio al equipo el pasaporte a la final.

En la tanda, los nuestros tuvieron efectividad perfecta. Metieron Barbona, Grahl y Álvarez, y no hizo falta que pateen García ni el Pulga, que seguían en la lista. 

El último penal fue el desahogo de la multitud que colmó las tribunas del estadio Antonio Romero de Formosa, y repercutió con fuerza en el Jardín de la República, donde empezaron a estallar las bombas y se escucharon los gritos de alegría en balcones y ventanas. Como en las noches de grandes festejos, muchos eligieron concentrarse en Plaza Independencia.