• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • De la mano de las juveniles, se vivió un sábado a puro fútbol en el complejo José Salmoiraghi.

Las instalaciones del Complejo José Salmoiraghi albergaron a los planteles de Atlético Tucumán y Patronato que disputaron la Fecha 21 del certamen que organiza la Asociación del Fútbol Argentino, y el sol fue el gran protagonista en un día donde se registraron picos de 30 grados de temperatura.
 
En el seno de los equipos eso no importaba, la cuestión era ganar y nada más. 

Los padres de los jugadores de ambos clubes, a pesar del calor, disfrutaron el poder ver a sus hijos disputar una pelota o defender los colores de su equipo.

La Cuarta División de Omar Vallcaneras inició la jornada con un empate en 1. Ese resultado fue algo mezquino por las situaciones de gol que hubo. Atlético mereció más de un punto por el buen funcionamiento ofensivo que plantó el equipo. La expresión de Martín "Cafú" Peralta lo decía todo: se perdió dos goles tremendos, ante una defensa del "Patrón" desconcertada. La pelota no quiso entrar y todo terminó en paridad.

La Quinta, del ex-jugador del Decano, Martín Anastacio, conquistó el mismo resultado que la anterior. Abrió el camino Fernando Sosa, quien está en su mejor momento, pero no alcanzó para que los tres puntos queden en casa. 

Cerró la tanda de fútbol la Sexta de otro ex-decano, que hoy tiene el buzo de director técnico, Fernando Fontana. Con un remate que descolocó al arquero Alejo Villanueva, Jonás Romero, se despachó con un golazo inatajable.  Volvió a marcar para su equipo y demostró por qué está en el plantel de Primera División. La remontada de Patronato fue por errores propios. Pero esto es largo y siempre se puede mejorar. 

El predio del "Deca" quedó casi desierto, pero no fue un adiós, sino un "hasta el próximo sábado",  donde todo el José Salmoiraghi será celeste y blanco, con la visita del Racing Club de Avellaneda, para vivir otra jornada de formativas a puro fútbol.