• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • Atlético le ganó 1 a 0 Independiente. La revancha se juega en tres semanas.

Era importante ganar, y se ganó. Era muy importante no recibir goles, y se consiguió. Ahora lo más importante es mantener la calma, porque todavía no se ha ganado nada.

Al margen de todo esto, no hay que dejar de darle dimensión a la noticia: Atlético Tucumán le ganó al Rey de Copas el partido de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana. Hasta hace poco, comunicar algo de esa magnitud era una locura.

Hoy es una realidad, y en eso muchísimo tiene que ver Luis Miguel. El ídolo no se cansa de mojar, y ayer volvió a anotarle a Independiente, una de sus víctimas preferidas.

Pero es descabellado que todos los laureles se los lleve un solo jugador. El partido de este martes fue una demostración de carácter y de juego en equipo. De huevo y compañerismo. Cuando algún punto comenzaba a flaquear, siempre aparecía un compañero atento para hacer un relevo o, mejor dicho, para poner el hombro y ayudar a empujar hacia adelante.



Pudo haber marcado el Rojo, porque tuvo algunas oportunidades claras, pero hubiese sido injusto. El equipo de Ariel Holan no hizo méritos para llevarse semejante premio, y hasta la sacó barata con el 0-1.

Atlético quedó bien parado de cara a la revancha, pero tendrá que afrontar una muy brava. El estadio Libertadores de América será el escenario donde se definirá la suerte de la serie. La cita con la historia es el 12 de septiembre, también a las 21:45. Que gane el mejor.