• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • Atlético metió triunfazo en Banfield y acaricia una nueva clasificación internacional. 

Atlético Tucumán quedó cerquita de asegurar una nueva clasificación a un torneo internacional, luego de haber derrotado a Banfield por 2 a 1, en un partido jugado este lunes en el estadio Florencio Sola.

Dos jugadas de pelota parada y el infalible orden defensivo alcanzaron para sumar tres puntos de oro.

Primero, Leandro Díaz, de tiro penal, abrió la cuenta a los 34 del primer tiempo. El Loco y Barbona habían tirado una pared hermosa, y cuando el 9 se disponía a definir, el arquero Arboleda lo bajó en el área. Desde los 12 pasos, el de Villa Amalia no perdonó. 

En el inicio del complemento, un zurdazo divino de Gervasio Núñez sirvió para estirar la ventaja y cortar una racha que parecía interminable. Pasaron 133 partidos (1254 días) desde la última vez que el Deca había marcado de tiro libre. Aquel 27 de septiembre de 2015, el Pulga había sido el último en hacerlo en el triunfo 4 a 1 ante Douglas. Con el 10 en su espalda, el Yacaré fue el encargado de sacar la mufa.

Con el 2 a 0 a su favor, Atlético ejecutó casi a la perfección su repertorio defensivo, cerrando líneas y dejando el alma en cada pelota. Pero no fue perfecto, porque faltó un poco de suerte. Cuando se jugaban 47, Urzi consiguió el descuento con un sablazo desde afuera del área, y los segundos finales fueron para el infarto. Para colmo pudo ser empate, pero Bruno Bianchi despejó en la línea y ahogó el grito de los locales.

Así se consumó un nuevo y valiosísimo triunfo, que deja a Atlético muy cerca de una nueva clasificación para un torneo internacional.