• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • Atlético Tucumán se hizo inmenso en La Paz, y derrotó a The Strongest por 2 a 1.

Foto: Diario Clarín

No alcanzan las palabras para definir la emoción que sentimos este miércoles los hinchas de Atlético Tucumán, luego del histórico triunfo de nuestro equipo en La Paz, por una nueva fecha de la Copa Libertadores 2018.

En una tarde noche llena de nerviosismo, el Gigante del Norte estuvo a la altura de la circunstancia, y rompió con todos los pronósticos a 3600 metros sobre el nivel del mar.

Antes del partido, los locales ostentaban un invicto de 19 partidos en competencias internacionales jugando en ese estadio. 

Antes del partido, las crónicas periodísticas decían que hacía 48 años que un equipo argentino no podía ganar en esa ciudad. 

Todo eso quedo atrás. Nuevamente, reescribimos la historia. 

Nicolás Romat primero, con un misil de 40 metros que se recordará por los siglos de los siglos. Y Javier Toledo después, haciendo justicia con una exquisita definición de Favio Álvarez que había pegado en el travesaño, lograron nuestras conquistas. Antes, nos había empatado Edis Ibargüen, en una jugada insólita en la que la pelota entró al arco tras pegar en la espalda del delantero.

Festeja Tucumán, otra histórica noche de copas, de la mano de su primer gran club, el único capaz de trascender las fronteras. Salud, Atlético, por mucha gloria más.