• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • El Pulga se llevó todos los aplausos en un homenaje inolvidable. 

Luis Miguel Rodríguez marcó su gol número 120 en cancha de Argentinos Juniors, y este domingo tuvo su merecido reconocimiento.

El simoqueño saltó al campo de juego por un pasillo compuesto por los niños de las divisiones formativas del club, y una vez en el césped siguieron los mimos. 

Una pelota dorada, en forma de trofeo, tres pelotas plásticas gigantes formando "PR7" de un lado y "120" de otro, y la primera ovación de la tarde, junto a todo el equipo. 

A los 7 minutos del primer tiempo fue su momento. Unos 10.000 carteles se levantaron desde los cuatro costados, con el número 7 y la leyenda "Pulga". Además, aparecieron tres banderas, una sobre la tela de calle Laprida, una en calle Chile, y una gigante, con un dibujo del ídolo, que comenzó a flamear en un lateral.

Todo esto, mientras se escucharon 120 bombas de estruendo (una por cada gol), y un coro que no se detuvo un segundo al grito de "olé, olé, olé, Pulga, Pulga".