• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • Un día como hoy, en 1960, Atlético se consagraba Campeón de Campeones de la República. 

La historia de Atlético Tucumán está repleta de páginas gloriosas y logros épicos, pero pocos comparables con la ocurrido el 30 de enero de 1960: ese día, nuestro club se consagró campeón de campeones de la República, al vencer en la final a El Quequén, en un partido disputado en el estadio de Huracán de Tres Arroyos. 

¿Cómo era ese campeonato?

Aquel certamen organizado por el Consejo Federal de AFA, llamado campeonato Argentino de Campeones, fue diseñado originalmanete con la idea de jugarse en los años impares, pero se disputó por única vez en el año 1959, comenzando la parte final en diciembre con la participación de todos los campeones de las Liga del país, y por simple eliminación. 

La definición se extendió hasta el primer mes del año siguiente, y por eso la fecha de la consagración Decana coincide con los finales de enero.

El camino

El torneo comenzó el 22 de noviembre, con las rondas preliminares de Buenos Aires, que presentó 13 ligas, y de Córdoba, que sumó 3. Luego de esta etapa preliminar se armó una segunda llave con 20 equipos.

Atlético tuvo suerte. Su rival de la primera llave, Gorriti de Jujuy, no se presentó y accedió a la tercera fase. En su debut en el torneo, el 10 de enero de 1960 en el Monumental José Fierro, le ganó 4-3 a Los Andes de San Juan, con tres goles de Epifanio Ortega y uno de Manuel Iñigo

En la cuarta fase, visitó a Argentino de Mendoza, el 24 de enero. En cancha de Gimnasia, venció 2-1 en tiempo suplementario (goles de Miguel Muñoz y de Ortega).

Sin descanso, el equipo tucumano viajó desde Mendoza a Bahía Blanca para enfrentar, cuatro días después, a Sportivo Belgrano de San Francisco (Córdoba), en la única semifinal. Al ganador lo esperaba en la final El Quequén, de Oriente (Liga de Tres Arroyos), que por cómo estaba armado el fixture, quedó libre. En la cancha de Olimpo, el Decano ganó por 2-1 (Murga, en contra, y Antonio Tejerina).

La final se disputó el 30 de enero en la cancha de El Nacional, de Tres Arroyos. Atlético, que era dirigido por Roberto Santillán, formó con Gregorio García, Jorge Amaya, J. Gutierrez y Hugo Ginel; Antonio Rosalino Graneros y Rafael Albrecht; Martín Canseco, Antonio Tejerina, Miguel Muñoz, Epifanio Ortega e Ibarra Castillo. Albrecht adelantó a los tucumanos a los 6 minutos, luego igualó Eduardo Villar. Tras los 30 suplementarios, llegó la definición por penales. En aquella época, no era necesario cambiar de ejecutante. Atlético ganó 5-3 y Canseco anotó por cinco.

 

El regreso triunfal

Los campeones llegaron a Tucumán el 3 de febrero y fueron recibidos por casi 100 mil personas, según consigna el diario "Clarín" en una reciente publicación. Luego del título, varios jugadores fueron transferidos a clubes de Buenos Aires: Rafael Albrecht a Estudiantes de La Plata - luego brilló en San Lorenzo-, Martín Canseco a Argentinos Juniors, Miguel Muñoz a Estudiantes, Manuel Iñigo a Banfield y Jorge Amaya a Newell's. Hugo Ginel, en tanto, fue convocado para el equipo argentino que disputó los Juegos Olímpicos de Roma.


El reconocimiento

Además del cariño del público, la consagración le valió a los deportistas un lugar destacado en la publicación dela revista El Gráfico (foto). Y en la Memoria y Balance de la AFA de 1960, en la sección correspondiente al Consejo Federal, se menciona la conquista de Atlético: "Finalizado el certamen del rubro, el Consejo Federal procedió a proclamar campeón al club Atlético Tucumán, afiliado a la Federación Tucumana de Fútbol. Como broche final del mencionado campeonato, la Mesa Directiva se trasladó a Tucumán el día 18 de abril y procedió a hacer entrega, en acto público del torneo dicernido (sic) al ganador".



De nuevo en casa

Durante los festejos por el 50 aniversario de aquella histórica conquista, los integrantes de aquel equipo fueron reconocidos en el campo de juego del José Fierro y ovacionados por los cuatro costados de un Monumental que se puso de pie ante ellos. Fue en ocasión de un partido disputado con San Lorenzo de Almagro, por la fecha 1 del Clausura 2010 de AFA.