• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • Clink, caja
    Atlético fue pura efectividad y se metió en semifinales de la Copa Argentina.

Era una misión muy difícil, para un equipo que a lo largo de este año logró objetivos que eran directamente imposibles.

Y lo hizo una vez más. Atlético Tucumán se sacó dos espinas en una misma noche: le ganó a Vélez Sarsfield por primera vez en la historia, y se metió en semifinales de la Copa Argentina, también por primera vez.

El único gol de la noche lo marcó Favio Álvarez, tras una buena combinación con Luis Rodríguez, que asistió con maestría para una definición impecable.

Pero el triunfo se justifica por otra noche inolvidable de Cristian David Lucchetti. El 1 se tapó todo, y hasta zafó de un penal que solo vio el árbitro y que el Monito Vargas intentó picar. La mandó afuera.

A pura efectividad, el Decano está entre los cuatro mejores del certamen y además se hizo acreedor de un cheque por $1.420.000. Clink, caja.