• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • Atlético le ganó a Peñarol y aseguró que seguirá compitiendo a nivel internacional.

En un partidazo con todos los tintes de una final, Atlético Tucumán superó 2 a 1 a Peñarol de Uruguay en el José Fierro y aseguró, de esa manera, que su participación en la fase de grupos tendrá premio.

Puede ser el pasaje a octavos de final de la Conmebol Libertadores Bridgestone, o el pasaporte a la segunda fase de la Copa Sudamericana. Eso se definirá el miércoles 24 de mayo, en los partidos que se jugarán en simultáneo en Sao Paulo y en Montevideo, pero hasta que llegue ese día hay una certeza: el Deca no saldrá de acá con las manos vacías.



En un cotejo trabado e intenso, donde el árbitro chileno Julio Bascuñán tomó un rol protagónico con su permisividad para los visitantes y su exigencia para con los locales, Atlético fue más que todas las adversidades juntas y logró un triunfazo con dos cabezazos que serán recordados por muchos años.

El primero, de Zampedri, aprovechando un centro a la olla de Bianchi; y el segundo, de Leandro González, después de que Barbona la clavara en el palo en un intento de gol olímpico. Un defensor charrúa la quiso amortiguar y controlar con el pecho, pero LG10 fue más vivo que todos y con un testazo puso el 2 a 0.



Después, en una película repetida que gracias a Dios nunca llega a ser pesadilla, un gol visitante le puso suspenso a la noche, pero entre Barbona y Zampedri sacaron todo el potrero para hacer correr el reloj y terminar festejando con los brazos en alto: ATLÉTICO SEGUIRÁ SIENDO INTERNACIONAL.

EL RESUMEN DEL PARTIDO: