• Bienvenido al sitio del Club Atlético Tucumán
  •  

Notas

  • La categoría 2002, dirigida por Jorge Artero, se coronó tras derrotar al Cef 18.

En la gran final, los Decanos enfrentaron al CEF 18 en un partido bastante difícil, donde el nerviosismo fue el actor principal.

El primer tiempo iba a ser para el olvido, con pocas llegadas y carente de buen fútbol, como al que estamos acostumbrados a ver. Esto permitió a su rival agrandarse en el campo y manejar los tiempos. Pero mucho no cambió la historia, ya que el marcador terminaría en cero.

En el complemento, apareció el juego y las situaciones de gol eran cada vez más claras. El equipo Decano salió con otra mentalidad y atropelló a su rival.



Finalmente promediando los 20 minutos, aparecería la única emoción del encuentro. Tomás Araujo agarró la caprichosa en el área y la mandó a guardar. Desató alegría y locura en las tribunas, Atlético empezaba a hacer justicia en el marcador y ganaba merecidamente la final.

Si nos detenemos un poco, pensaríamos lo mucho que influyó las palabras del entrenador en el vestuario, ya que el equipo era otro, jugando más tranquilo como si fuera un partido por los puntos.



Finalmente se sintió el pitazo final y Atlético Tucumán festejó el título obtenido, ese tan esperado por los jugadores de la 2002. Aquellos mismos, que vienen de disputar el torneo de Infantiles, que por cierto ya pasó un año de su última participación.

Hoy, sus objetivos a cumplir son otros pero tienen nombre y apellido, Liga y AFA. El primero ya está consumido.

¡Salud Campeón!